Si te alojas en alguna de las villas de Villalia en Lanzarote seguro que al menos algún día de tus vacaciones lo reservarás para visitar Papagayo. Aunque la isla canaria es muy famosa por sus playas, este arenal de casi dos kilómetros de calas (Papagayo, Puerto Muelas, Mujeres, El Pozo, y Caleta del Congrio) está considerado como uno de los mejores. Además está muy cerca de Playa Blanca, por eso en 5 minutos podrás llegar en coche. Eso sí, si vas en temporada alta conviene ir temprano, ya que enseguida se llena. Hay que pagar unos 3 euros por dejar el coche en un parking que hay a unos dos kilómetros de la playa, pero es un paseo que resulta muy agradable y que te permite ir vislumbrando las aguas turquesas de Papagayo según te acercas al arenal.

Lo habitual cuando vas a Papagayo es pasar el día allí, por lo que es recomendable llevar protector solar, una sombrilla y también unas gafas de buceo para no perderse el fondo marino. 

Alojarse en una villa vacacional te permite, si lo deseas, preparar el almuerzo o unos tentempiés para poder disfrutar del sol y la playa toda la jornada sin dejar escapar un rayo de sol. Pero también hay quien considera que los chiringuitos playeros son los mejores aliados en una jornada de sol frente al mar. Dicen que desde la terraza de un buen chiringuito las cosas se ven de otra manera. Tomar una caña charlando con los amigos, refrescarse después de horas bronceándose, tomar una copa o comer son algunas de las posibilidades que ofrece BePapagayo, uno de los chiringuitos con más encanto de la zona.  

Este local no solo te permite comer frente al mar desde una perspectiva privilegiada, sino que la experiencia gastronómica es un auténtico placer. La propuesta de BePapagayo va más allá de los típicos bocadillos, paellas, espetos o fritangas habituales en muchos otros locales de estas características.

 

No sólo puedes comer, sino que también te permite disfrutar de un ambiente de lo más relajado mientras te tomas una copa contemplando las maravillosas vistas a la playa de Papagayo con el sonido de las olas de fondo.

Conviene reservar con antelación, ya que su terraza está muy cotizada por su perspectiva privilegiada y su cocina de calidad.

 

Ven a Lanzarote, reserva una de nuestras villas vacacionales en Playa Blanca y disfruta de Papagayo.

 

 

Live the place