Incluso los que viven en Lanzarote disfrutan de la espectacular perspectiva que ofrece el Mirador del Río del noroeste de esta isla Canaria. Desde este Centro de Arte, Cultura y Turismo puede divisarse el Archipiélago Chinijo (islas de la Graciosa, Alegranza y Montaña Blanca).

 

Algunas de las vistas del Mirador Del Río de Manrique. Imagen de golanzarote.org

 

César Manrique lo diseñó en 1973 ubicándolo a 479 metros de altura sobre el nivel del mar en el Risco de Famara, en las inmediaciones de los restos de una antigua batería militar de finales del siglo XIX ("Baterías del Río"). Es uno de los ejemplos más representativos del trabajo de fusión entre arte y naturaleza que realizó Manrique en la isla y que la convirtieron en lo que hoy es. Está perfectamente integrado en la roca, por lo que desde el exterior es prácticamente imperceptible. Desde el interior se domina la franja de mar que separa Lanzarote de La Graciosa, El Río a través de “los ojos del mirador”, unos ventanales de cristal concebidos por Manrique de manera que amplifican el efecto de visión panorámica. También destacan las originales esculturas que cuelgan del techo desafiando la ley de la gravedad o la enorme figura de hierro en forma de pez y ave, que representa el agua y el aire protagonistas del paisaje desde el mirador.

 

Interior del Mirador del Río. Foto: golanzarote.org

 

En la ejecución del Mirador, Manrique contó con la colaboración del arquitecto Eduardo Cáceres y del artista Jesús Soto, y fue en su momento un alarde de planificación técnica ya que, con los escasos medios existentes en los años 70, Manrique mandó realizar una excavación del terreno, construyendo en la hondonada un restaurante. Se pusieron dos cúpulas en ese gran espacio, se cubrió con tierra volcánica para que creciera la hierba sobre ellas.

Conviene visitar el Mirador en días claros para que la meteorología permita disfrutar plenamente de todas sus vistas, ya que se diseñó ofreciendo varios puntos para la observación del paisaje: desde el pasillo exterior que rodea la edificación, al ventanal circular interior ubicado frente al mar, así como la terraza superior, a la que se accede desde una escalera de caracol.

Ven a Lanzarote, alójate en una de nuestras villas vacacionales de Villalia y acércate a conocer este Centro de Arte Cultura y Turismo desde el que podrás contemplar la octava isla de Canarias, La Graciosa, así como el conjunto de islotes que dan nombre al Parque Natural del Archipielago Chinijo. Su perspectiva también te permitirá ver, en la base del risco que cobija el Mirador, los tonos rojizos de las salinas del Río (llamadas también de Guza), las más antiguas del archipiélago canario.

 

Mirador del Río. Carretera de Yé, Haría. Lanzarote

 

 

Live the place