El Parque Nacional de Timanfaya es uno de los centros turísticos más importantes y de los más visitados. De hecho, el Timanfaya es el parque más visitado de toda España después del del Teide, también en las Islas Canarias.  Es por ello que la isla de Lanzarote no podía dejar de sumarse a la celebración del centenario de la Red de Parques Nacionales. 

 

 

La del parque es una de las figuras de protección más importantes que permite disfrutar de los recursos naturales con respecto absoluto a su idiosincrasia y su paisaje. Un hecho que en el caso de Lanzarote ha venido reforzada por la intervención de César Manrique con la creación del centro turístico dentro del parque, consolidando el Parque Nacional de Timanfaya, entre los más visitados y mejor valorados. Estos planes de uso del  parque nacional del Timanfaya permiten disfrutar de esta maravilla de la naturaleza al tiempo que se conserva para que también las generaciones venideras puedan gozar de ella.

El 8 de diciembre se cumplen 100 años de la creación del primer Parque Nacional, por eso los quince Parques Nacionales de España han descubierto el 1 de diciembre una placa en cada uno de ellos para conmemorar el centenario de su primera ley de protección, que fue publicada el 8 de diciembre de 1916, y fue pionera en Europa en cuanto a la protección de la naturaleza.

La Red de Parques Nacionales es un sistema integrado por quince parques y Canarias es la Comunidad Autónoma española que más espacios de estas características alberga.

La primera Ley de Parques Nacionales de España entró en vigor el 8 de diciembre de 1916. Esta ley de 1916 solo tenía tres artículos, desarrollados después en un Real Decreto que partía de una concepción restrictiva y conservacionista basada en la protección de la estética del paisaje y su proyección educativa, sin embargo, su definición recogía la esencia de los Parques Nacionales como figuras para la conservación de la naturaleza al máximo nivel de protección, y al servicio de la sociedad para ser visitados y vinculados a la Administración.

Hasta 1954 no se produjo ninguna incorporación a la Red, pero fue en ese año cuando, con pocos meses de diferencia, se aprobaron los dos primeros parques nacionales de Canarias: el Teide y la Caldera de Taburiente. Les siguieron Timanfaya, en 1971, y Garajonay, en 1981. El de Sierra de Guadarrama ha sido el último en integrarse en la Red de Parques Nacionales y lo hizo en 2013.

La red abarca 19 provincias de doce comunidades autónomas, con una superficie total de 384.000 hectáreas. La protección afecta a 38 de los 40 sistemas naturales terrestres y marítimos españoles. El Organismo Parques Nacionales trabaja actualmente para impulsar la declaración del primer Parque Nacional marino: el del Mar de las Calmas, en la isla canaria de El Hierro.

 

Live the place