Experimentar por ti mismo la sensación de pisar un pasaje lunar, bucear en transparentes aguas color esmeralda, dejar tus huellas en la fina arena de playas salvajes, recorrer la rojiza tierra de un silencioso y antiguo volcán o disfrutar de una arquitectura única son algunos de los placeres que Lanzarote reserva para quien se adentre en esta cálida isla. 

Si no quieres sentirte un turista más y quieres vivir con intensidad la Isla Canaria de Lanzarote atrévete a descubrir la intensa riqueza natural por la que fue declarada Reserva de la Biosfera en octubre de 1993 por la UNESCO. 

Lanzarote es pura geología, con joyas de gran belleza paisajística como el Parque Nacional de Timanfaya, una singular muestra de hábitat volcánico donde la presencia humana ha sido prácticamente nula. Los amantes de los animales también disfrutarán de la Reserva Natural Integral de Los Islotes, que alberga numerosas especies amenazadas y protegidas que acuden a refugiarse a este espacio de una alta concentración de especies marinas y terrestres, tanto autóctonas como migratorias. 

También tiene una gran importancia geológica y biológica el Parque Natural del Archipiélago Chinijo, ya que los islotes conforman para las aves un hábitat singular. La guinda del pastel la pone el hallazgo científico de yacimientos de huevos de aves prehistóricas que habitaban las islas.

Una de las joyas de Lanzarote es el macizo volcánico de Los Ajaches, que además de tener un gran valor paisajístico alberga yacimientos paleontológicos con presencia de formas fósiles del Plioceno inferior.

El clima de Lanzarote, sus numerosas horas de sol y su costa hacen a la isla un destino perfecto para disfrutar de la playa. Cada uno de los siete municipios en los que se divide la isla están en contacto directo con el mar por lo que sus numerosos arenales son además muy distintos entre sí para que cualquiera encuentre la playa de sus sueños: tranquilas, bulliciosas, aptas para el nudismo, extensas para dar largos paseos, íntimas para disfrutar del relax absoluto, perfectas para ir con niños, ideales para el buceo… 

El famoso tiempo de las Islas Canarias posibilita la práctica de deportes al aire libre durante todo el año. Los aficionados a la actividad física podrán disfrutar de múltiples disciplinas de deportes náuticos, campos de golf, numerosas canchas de tenis y paddle, así como atractivas rutas de senderismo o bicicleta de montaña con las que embelesarse con los fascinantes paisajes de Lanzarote mientras se ejercitan. 

Si quieres descubrir las mil maneras en que Lanzarote te encantará localiza en nuestro buscador el apartamento Villalia que más se adecue a tus deseos y prepárate para disfrutar de unas vacaciones a tu manera.

 

Live the place