Si disfrutas de tus vacaciones alojado en una de nuestras villas vacacionales de Villalia no puedes perderte el Monumento al Campesino. La visita a este centro de arte, cultura y turismo del Cabildo de Lanzarote suele durar entre 45 y 60 minutos, y es muy recomendable. 

La aridez de la tierra volcánica de Lanzarote hacen especialmente meritorio el esfuerzo que los campesinos de la isla tienen que realizar para obtener sus productos. El monumento creado por César Manrique con tanques de agua de antiguos barcos pesqueros, está elevado sobre una plataforma de rocas. Este monumento, también denominado monumento a la Fecundidad, es de acceso libre y se encuentra en San Bartolomé, en el centro geográfico de Lanzarote desde el que se puede acceder a cualquier punto de la isla. En este lugar confluyen tres zonas agrícolas diferenciadas: el jable, los enarenados artificiales y los enarenados naturales de La Geria.

 

 

La Casa-Museo del Campesino y Monumento a la Fecundidad es una de las obras con más referencias simbólicas de César Manrique y constituye un puente entre la modernidad y la tradición. Era un antiguo caserío que fue restaurado y ampliado por César Manrique, que apostó por rescatar y preservar el estilo arquitectónico canario, y de hecho es a quien le debe Lanzarote su característico paisaje con las tradicionales casas blancas. El artista siempre mostró su fascinación por la arquitectura popular de la isla, que potenció como rasgo distintivo de Lanzarote. 

Precisamente el prototipo de arquitectura tradicional inspira las edificaciones que integran el conjunto, con elementos característicos de las distintas zonas como aljibes, patios, lagar o eras.

monumento campesino Lanzarote
El Monumento al Campesino recuerda a las típicas casas blancas de Lanzarote

En el museo puede contemplarse la antigua cocina con objetos domésticos de época propios de Lanzarote, así como las colecciones de cerámica, de bordados o tejeduría tradicionales, así como los útiles y herramientas que empleaban los agricultores a lo largo de diferentes épocas que permiten hacer un recorrido por la historia de la isla y de sus tradiciones.

En este mismo sentido, el restaurante del Monumento ofrece una muestra de la cocina lanzaroteña, como las papas de la tierra, dulces típicos, sancocho o pescado fresco.

La escultura llamada “Fecundidad” crea un gran impacto visual y descansa sobre la Peña de Tajaste, un pequeño islote que no fue afectado por la actividad volcánica. Está dedicada al campesino de Lanzarote y realizada con distintos objetos pintados y ensamblados, como antiguos tanques de agua de barcos, por ejemplo. Aunque el diseño es de César Manrique, fue su colaborador Jesús Soto quien la ejecutó. La obra fue de gran complejidad, no sólo por los 15 metros de altura que alcanza, sino por la resistencia que opone al viento. 

 

 

Live the place