Muchas veces se compara el paisaje lanzaroteño con el lunar. Pero además su “analogía geológica” con la Luna y Marte es tal que los astronautas usan la isla canaria para realizar pruebas en un entorno real. 50 miembros de cuatro agencias espaciales trabajan en diferentes localizaciones de Lanzarote, ya que, según ellos, sus similitudes les permitirán aprender mucho más que con cualquier posible simulación artificial.

Entre otras cosas, ponen a prueba para futuras exploraciones en otros planetas equipamientos como láseres para cartografía en tres dimensiones, un mini-robot o herramientas utilizadas en la Luna, entre otros aparatos.

Una de las singularidades de la isla canaria en la que Villalia tiene sus villas vacacionales son sus fascinantes paisajes de aspecto extraterrestre, y ése es uno de los motivos por los que los miembros de estas agencias espaciales han escogido esta ubicación, ya que les permiten acercar la realidad a las futuras misiones espaciales. Lanzarote tiene, además de sus conocidos  volcanes, cuevas y vías subterráneas formadas por la lava y, según los expertos, algunas de cuevas son lo bastante grandes como para dar cabida a autopistas, igual que sucede en Marte. 

Y esta es una de las cosas que van a probar, desde los paseos espaciales en zonas difíciles hasta las comunicaciones bajo tierra. Además de trabajar con escáneres avanzados, un dron y un robot operado a distancia, se tomarán muestras de microorganismos y se analizará su ADN in situ.

Entre las sofisticadas tecnologías que tienen previsto probar sobre el terreno y aprender cómo integrarlos de la mejor forma posible en las futuras operaciones, está un conjunto de láseres que permite crear espectaculares vistas 3D de las cavernas de lava mientras los astronautas europeos llevan un teléfono inteligente en la muñeca que muestra instrucciones y los resultados de ADN al instante.

Los expertos en paseos espaciales llevan réplicas de la NASA de las herramientas de muestreo utilizadas durante las misiones Apolo en la Luna para evaluar si son aptas para futuras misiones. Además, están encontrando obstáculos durante todo el recorrido, lo que les obliga a la necesaria optimización de las herramientas y los equipos para la exploración de forma que garanticen la máxima seguridad.

Los ingenieros, astronautas y científicos europeos trabajan para preparar las operaciones humanas y robóticas lejos de la Tierra en este pionero ejercicio Pangaea-X que se prolongará hasta el 24 de noviembre. Las organizaciones participantes se beneficiarán de los conocimientos de la Agencia Espacial Europea en operaciones y formación de astronautas, ya que están empleando las últimas tecnologías en instrumentación, navegación, detección remota, elaboración de imágenes 3D y equipamiento geocientífico.

Si tú también quieres sentirte como un astronauta paseando por la luna, reserva tu villa vacacional con Villalia.

 

 

Live the place