Lanzarote es un paraíso para los amantes de los deportes. No solo para quienes lo practican, sino también para aquellos que disfrutan contemplando distintas pruebas y competiciones. Muchos deportistas de élite escogen la isla como lugar de entrenamiento por su agradable clima, su característica orografía y sus maravillosos y variados paisajes.

La Travesía a Nado El Río es una conocida prueba que une las islas de Lanzarote y La Graciosa y que se desarrolla anualmente en la Reserva Marina de mayor superficie de España que se llama El Río. Se celebra habitualmente en la segunda quincena del mes de septiembre, aunque la variación de las mareas puede forzar a retrasarla a principios de octubre. Es una de las competiciones más populares en las Islas Canarias y aquellos que se deciden a disputarla aumentan cada año desde 1993, año en el que se inició.

 

El afán de superación y el sentimiento de satisfacción tras el reto cumplido que relatan los runners mueve también a los nadadores que atraviesan todo este manto natural del Parque Natural de Chinijo en esta prueba. Incluso David Meca, campeón mundial en diferentes modalidades de larga distancia se sintió atraído por esta travesía, y participó en ella venciendo en 2002.

Para aquellos que quieren contemplarlo es conveniente saber que es en el muelle de Caleta de Sebo, en La Graciosa, en donde se celebra el desfile, el calentamiento colectivo y la subida de los nadadores a los barcos para llegar hasta la línea de salida, en el Risco de Famara. La meta está ubicada en la rampa de varado del muelle de Caleta de Sebo en La Graciosa.

El tiempo límite para finalizar la travesía, cuya distancia es de 2600 metros, es, como máximo, de una hora tras de la llegada del primer participante. Es importante señalar que las condiciones de las mareas pueden obligar a modificar la distancia, el punto de salida o llegada, la hora de salida, e incluso puede hacer necesario cambiar fecha o que se suspenda.

El nivel de dificultad es alto. Las fuertes corrientes del Río de Famara condicionan el recorrido, obligando a un mayor esfuerzo. Sin embargo, es responsabilidad de los participantes asegurarse de que poseen la condición física adecuada para poder afrontarlo.  Hay que destacar que el desarrollo de la prueba en un espacio natural como el del Archipiélago Chinijo no ha traído problema alguno. Es un evento deportivo totalmente seguro y en ninguna de las anteriores ediciones ha sucedido ningún percance señalable.

Si quieres disputar la prueba, o gozar contemplando este evento deportivo ven a Lanzarote y alójate en una de nuestras villas vacacionales de Villalia.

 

 

Live the place