Lanzarote es un gran destino turístico que lleva años adaptándose y mejorando sus infraestructuras para ser cada vez más accesible.

Puerto del Carmen ha realizado en los últimos años actuaciones encaminadas a conseguir turismo para todos. Después de una primera fase donde se han adaptado calles a la ley de accesibilidad, el ayuntamiento de Tías tiene a disposición de personas con movilidad reducida sillas anfibias para el baño en algunas de las playas de Puerto del Carmen con el objetivo de que puedan entrar en el mar de manera segura. Estas sillas están diseñadas para facilitar el acceso a la playa gracias a unas ruedas especiales que evitan que se hunda en la arena. El  sistema de flotabilidad de estas sillas permite que las personas que las personas de movilidad reducida puedan disfrutar del placer de un baño en el mar.

 

 

La Playa Chica de La Tiñosa, en Tías, es en una playa completamente accesible para las personas con movilidad reducida y, especialmente, para el buceo adaptado, uno de los deportes acuáticos favoritos de los que visitan Lanzarote. Para la práctica del buceo adaptado en la Paya Chica se han eliminado todas las barreras arquitectónicas, creado rampas de acceso y además cuenta con sillas anfibias para el desplazamiento hasta el agua.

 

 Para poder usar estas sillas, se deberá contactar con el personal de seguridad y vigilancia de las Playas de Los Pocillos y Playa Grande.

En concreto la Playa Los Pocillos tiene además estacionamiento próximo al arenal próximo con plazas reservadas personas de movilidad reducida debidamente señalizadas frente a la Plaza de las Naciones. También se han eliminado las barreras de las vías públicas y el paseo marítimo que enlazan el centro urbano y las playas.

Playa Grande es, sin duda, la playa urbana más conocida de Lanzarote. Tiene además una amplia oferta de servicios. Además de los habituales como aparcamientos duchas, socorristas y alquiler de hamacas y sombrillas, es una playa con una gran accesibilidad para personas con movilidad reducida, para lo cual dispone de sillas anfibias, boyas y redes. 

Teguise también ha incorporado además dos nuevas sillas anfibias para adultos y niños, así como muletas, para facilitar el baño a personas con discapacidad o movilidad reducida, dependiendo de sus necesidades. Para hacer uso de estos elementos hay que solicitarlos en la caseta de los socorristas.

 

Foto La Voz de Lanzarote 

 

La playa de La Garita, en Arrieta, también cuenta con una silla anfibia adaptada para el baño en el mar.

Las personas con diversidad funcional, visión o audición reducida pueden hacer uso de esta silla anfibia adaptada solicitándola durante el horario de vigilancia de la playa, de 10 a 18 horas, en el puesto de los socorristas, que acompañarán al usuario en todo momento.

 

 

Live the place