Para conocer bien un lugar no hay que olvidarse de uno de los grandes placeres de viajar, que es gozar de la gastronomía típica de cada sitio.

Durante tus vacaciones en una villa vacacional de Villalia podrás ir al mercado a comprar las deliciosas materias primas canarias para prepararlas en las equipadas cocinas de nuestras casas, o bien acudir a alguno de los muchos restaurantes de la isla para probar la cocina típica, o bien la reinterpretación que de estos platos tradicionales que los locales más modernos ofrecen.

Uno de los atractivos es acudir a los animados y coloridos mercados locales, repletos de frutas y verduras, ya que el clima de Lanzarote favorece la agricultura.

Si hay un plato típico de las canarias son las papas arrugadas (o arrugás), que se cocinan y sirven con piel. Lo habitual es que se presenten con diferentes tipos de mojos (salsas), en los que podrá mojar las papas. El más popular es el mojo picón (rojo y picante), pero también es muy apreciado el mojo verde (más suave) que se hace sobre una base de perejil, cilantro y otras hierbas.

La gastronomía lanzaroteña, al igual que la del resto de las islas canarias, tiene una importante base en la cocina española, pero con notables influencias africanas, latinoamericanas y de los propios aborígenes. 

Los platos tradicionales canarios suelen ser generosos. Entre la carne destaca el conejo o el cabrito. En Lanzarote prácticamente no se cría ganado, por lo que la mayoría de la carne de res está importada de Sudamérica u otras islas del archipiélago. 

El pescado es la estrella de la gastronomía de Lanzarote, ya que la pesca es un oficio muy típico en toda la isla. Disfruta del pez espada, el cangrejo, el atún, lubina, merluza, la langosta, los mejillones... pero también del cherne en el que se basa el sancocho canario, una de las especialidades de la cocina de esta isla. Podríamos decir que el pescado y el marisco son ingrediente principal de muchos platos típicos y también es frecuente servirlo con las tradicionales salsas o mojos.

Si te alojas en una de nuestras villas vacacionales de Villalia, no puedes dejar de probar el cherne con papas arrugás tan típico de las aguas de esta isla.

En el restaurante Brisa Marina, de Playa Blanca, lo preparan de maravilla y además podrás disfrutarlo con vistas al mar.

Otra de las especialidades es la vieja, una especie de pez loro preparado con aceite y vinagre sin retirarle las escamas.

Los quesos son otro de los productos típicos de la isla. El queso de cabra se incluye en muchos platos preparado de muchas formas: frito, con miel, con aceitunas…

También es muy tradicional el gofio, una harina de maíz, trigo o cebada tostada que proviene de los antiguos aborígenes y se añade a las más variadas comidas, desde una especie de pan a la papilla de los niños, como espesante de salsas y platos de cuchara o hasta en dulces. 

 

 

En otras ocasiones os hemos hablado en este blog de las villas vacacionales de Villalia del valorado vino lanzaroteño, que procede de la uva que se cultiva en las tierras volcánicas. El más apreciado es el malvasía, un vino similar al jerez que puede tener hasta un 17% de graduación. Puede ser la base de la popular y fresca sangría o del tinto de verano

 

 

 

Live the place