Lanzarote es un paraíso para quienes les gusta estar al aire libre. No sólo para los que buscan practicar en sus vacaciones deportes como surf, golf, windsurf, buceo, ciclismo o kitesurf, sino que las características y paisajes de la isla invitan a disfrutar de actividades como las rutas. 

En Lanzarote existen diversas posibilidades para quienes quieren practicar senderismo. La naturaleza tranquila de la isla y su amplia variedad paisajística permite que cualquiera pueda organizarse su propia ruta de senderismo. Si te alojas en una de las villas vacacionales de Villalia pídenos asesoramiento y te aconsejaremos sobre rutas sencillas que puedes realizar en familia, o, si lo prefieres, algunas que implican un reto mayor para los ya iniciados.

Si prefieres optar por una ruta interpretativa que te permita acercarte y comprender el patrimonio, naturaleza y etnografía de Lanzarote puedes contactar con Volcanobirds.com 

Volcano Birds organiza excursiones programadas, rutas y talleres agrícolas, senderismo y avistamiento de aves para disfrutar a fondo la isla mientras realizas ejercicio físico. Proponen regularmente rutas genéricas que abordan la vulcanología, la geomorfología, la flora y fauna (con avistamiento de aves). Pero también permiten comprender  los usos y aprovechamientos tradicionales y los paisajes resultantes de la lucha de los lanzaroteños contra los elementos y cómo a través del ingenio han sabido adaptarse, modelando y creando paisajes agrarios tan únicos y fascinantes como El Jable, La Geria, los mosaicos agrícolas o las gavias.

Si en otros post de este blog The Joy Of Living The Place de Villalia os hemos hablado de la riqueza marina de Lanzarote, no podemos olvidar su riqueza ornitológica. La cercanía de la isla a África la convierte en el puente por el que se inician gran parte de los procesos colonizadores de las especies en el Archipiélago Canario, y por eso su biodiversidad es tan alta.

 

Descubre la sensación de caminar sobre un volcán practicando senderismo durante tus vacaciones en Lanzarote

 

Contemplar de otro modo la naturaleza y los paisajes no son los únicos beneficios del senderismo. Aunque a veces se usan como sinónimos, en origen trekking era la palabra con la que se referían a los desplazamientos a pie necesarios para llegar a las bases de las montañas, antes de iniciar la escalada propiamente dicha. 

En ambos casos, y como en todos los ejercicios aeróbicos, esta actividad practicada de manera regular permite perder peso, estar en forma y reducir al mínimo la posibilidad de contraer enfermedades cardiovasculares. Otra de sus grandes ventajas es que no requiere prácticamente logística, es decir, no hay que cargar (o alquilar) palos de golf, tablas, o velas como ocurre en otros deportes. Basta con unas zapatillas deportivas cómodas y prendas adecuadas para hacer ejercicio físico. 

Estos son algunos de los beneficios que aporta el senderismo de montaña:

- Incrementa el optimismo y reduce la posibilidad de depresiones.

- Ayuda al control del peso, ya que una persona de peso medio quema aproximadamente se unas 400 calorías por hora.

- Aumenta la fuerza general y tonificación muscular del tren inferior.

- Mejora la calidad del sueño.

- Mejora de la salud cardiovascular (corazón, pulmones) y reduce la tensión disminuyendo el riesgo asociado a enfermedades vasculares y a la diabetes.

-Contribuye a reducir el colesterol malo.

-Incrementa la densidad ósea, por lo que es un ejercicio muy recomendable para las mujeres a partir de los 40.

 

 

Live the place